Terapia personalizada con Huevos Yoni y Diosas

huevos yoni 3.jpg

Conectar con la mujer que realmente somos es un proceso de crecimiento interior muy poderoso. Y tiene que ver principalmente con la integración armoniosa de los diferentes aspectos de mi misma en una sola persona plena y completa: mi niña, joven, mujer, madre y sabia. (Esto es a nivel energético, no tengo que ser madre para conectar con este arquetipo).

Son distintos aspectos que conviven, pero que muchas veces algunos de ellos han sido silenciados o guardados en lo profundo de nuestra psique, para dar protagonismo a alguna parte de nosotras, que nos permite ser aceptadas de alguna manera, o estar cómodas en la sociedad en que vivimos.

Todo esto necesita ser mirado e integrado, de tal manera en que pueda anclarme en mi mujer plena, conectada con la completitud de quien soy. Para esto hay diferentes diosas o arquetipos femeninos que me van revelando cuales son los silencios y contratos kármicos que he mantenido por tanto tiempo, o cuales son esas partes de mi misma que realmente amo tanto, pero que por algún motivo he dejado en el olvido. Laborar con diosas me permite precisamente esto, ir mirando en mi misma los rostros o partes de mi que necesito recordar, equilibrar y sanar, para despertar a la Mujer Plena y Completa que realmente Soy. Este proceso es un despertar de consciencia muy profundo, que me llama a conectar con mi autenticidad y propósito de vida.

De esta manera, en la terapia personalizada miraremos las diferentes diosas que nos habitan, y al mismo tiempo, haremos uso de los huevos yoni para profundizar en este proceso.

Los huevos yoni son tecnologías ancestrales hechas de cuarzo, obsidiana o jade, y que nos invitan a sanar nuestra energía sexual, para así entrar en un proceso de mayor conexión con la vida que circula en nosotras. Entrar en este viaje terapéutico, es ir a mirar nuestra propia relación con el origen, nuestro origen, y así sanar nuestras raíces ancestrales, para tener un presente y futuro mucho más coherente con quien somos, en esencia.

Los huevos yoni se introducen en la vagina, por lo que, al usarlos vamos sanando muchas de nuestras heridas sexuales que nos distancian de nuestra naturaleza y libertad interior. Y si queremos profundizar aún más, podemos realizar prácticas alquímicas que expanden nuestra consciencia y que nos llevan de regreso a nuestro verdadero hogar: el corazón y el amor.

Te invito a vivir este viaje de sanación de nuestra Mujer Interior, ¡Alquimista de la vida y del amor!

¿Valor?

Cada sesión dura una hora aproximadamente y tiene un valor de 30.000. Se trata de un proceso, por lo que, serán necesarias varias sesiones que pueden tener la distancia de un mes entre cada una.

Por ahora las sesiones son solo online.