Buscar
  • Francisca Gálvez

Ser madre, servicio de amor

Actualizado: 10 mar 2020

Mi cara de cansancio... Las que elegimos ser madres tenemos una tarea tan profunda de servicio. Y con el patriarcado esto se ha deformado a verlo y a vivirlo como sacrificio y sufrimiento... Mi corazón hoy más ligero y liviano de sus dolores y miedos, me ha mostrado algo más profundo de esta labor materna (que igualmente puede cumplir un hombre u persona de otra identidad sexual). Y es que este servicio te lleva a un trabajo constante de tu ego, del propio narcisismo de vivir autocentrados en nuestros deseos, necesidades y demandas internas. Ser madre y anteponer a otro ser antes que a uno, siempre es un trabajo del ego súper profundo. Te transforma y te libera de muchas ataduras del egocentrismo que portamos (incluyendo falocentrismo, adultocentrismo, y todos los ismos que nos llevan por el camino del individualismo). Ser madre, si es vivido voluntariamente y con consciencia, te lleva a ser un ser más generoso, amoroso y ocupado del bienestar de la vida, y la madre tierra Este camino de “ser madre”, más allá del sexo y de tu identidad sexual, es un camino de evolución súper potente. Lo que yoguis y maestros logran muchas veces con práctica diaria y constante de yoga, las madres lo logramos en el servicio voluntario a la vida y su preservación Este es el camino del chamanismo femenino del que hablan las abuelas y antiguas. Es el camino del amor, del servicio a la vida y la evolución de nuestro ser humanos Ese es el rezo de #activadoraslamemoriademiutera Un rezo desde mi experiencia de madre y bruja. Nacido en el nacimiento de mi hijo y mi vida de madre, mujer y chamana de la tierra. Tal como tu mujer. Somos espejos unas de otras. Todas llevamos esta memoria en nuestras células. Solo hay que activarla!!! Gracias por leer

Fran Una mamá y mujer de ciudad Otra tu


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo