Buscar
  • Francisca Gálvez

H U E V O S Y O N I Y C H A M A N I S M O F E M E N I N O

ʟᴀ ᴍᴜᴊᴇʀ ɪɴɪᴄɪᴀᴅᴀ ᴇɴ sᴜ ᴍᴇᴅɪᴄɪɴᴀ ɪɴᴛᴇʀɪᴏʀ


La forma del huevo es la geometría más antigua dibujada por nuestros ancestros. Es el origen, el vacío, la matriz, el utero, el éter del cual viene y retorna toda la vida

Ciertamente el huevo es el utero. De esa relación sagrada y arquetípica viene el uso de esta geometría y símbolo en las vaginas y úteros de las mujeres desde los tiempos más ancestrales, y por muchas culturas del mundo. En otras palabras, los huevos yoni son parte de la primera práctica espiritual de la humanidad conocida, el chamanismo, y en este caso, chamanismo femenino.

Todo arquetipo es transcultural, y el del huevo es uno de ellos. Los misterios de iniciación siempre han usado este símbolo del huevo como receptáculo de una información muy transformadora: de la muerte viene la vida, y de la vida viene la muerte. Es así que ha sido usado en rituales de renacimiento espiritual, en donde la iniciada o el iniciado vivían un viaje profundo a su propio inframundo (inconsciente, noche oscura del alma), para renacer desde el huevo cósmico, como un nuevo ser alineado con su propósito del alma.

Este huevo puesto en la vagina, es una analogía de la iniciada entrando en el útero de la gran madre (hay que considerar que muchas iniciaciones se hacían en las cuevas que eran consideradas el útero de la madre tierra). Este huevo entra en el gran misterio, se asienta en el cervix, donde esta el corazón de la mujer, donde duerme su kundalini, y comienza a despertar la medicina de lo invisible en ella. Esto es, el éter, la consciencia que se conecta con otras dimensiones de si misma y del universo. En otras palabras, se inicia el viaje chamanico del alma

Poner esta medicina en nuestro yoni, nos inicia en los misterios de la existencia, del universo, de la vida y la muerte. Nos lleva a procesos de sanación muy poderosos al resquebrajar las corazas que hay en nuestro corazón, entrando nosotras entonces en una crisis curativa. Es de este modo que limpia y prepara lentamente, a la iniciada para el despertar espiritual que implica la activación de la kundalini, de la Diosa Serpiente que nos habita

Además esta medicina se mueve a nivel de lo colectivo, esto es, del gran huevo o círculo de la vida, del que todo somos parte. Aquí los espejos son la clave, cada miembro de este círculo de la vida es nuestro espejo, y los huevos yoni activan esa medicina con más intensidad en nuestra vida. Cuando sanas tu, sano yo, yo soy tu y tu eres yo, Inlakesh, Hala ken... Somos un gran círculo de mujeres despertando su medicina interior. Es así que cuando portamos los huevo yoni en nosotras, despertamos esta memoria ancestral, la memoria del círculo de hermanas: la hermandad femenina en profunda sanacion y expansión

Finalmente, y en relación a lo anterior (el círculo de hermanas), quiero compartir que la flor de la vida, muy conocida y difundida hoy, es una excelente geometría para trabajar con los huevos yoni. Nos ayuda a entrar en el orden amoroso de la vida, y a una comprensión profunda de las buenas relaciones. Lo cual es precisamente una de las medicinas que nos traen los huevos yoni: una inmersión en los misterios de la vida, la muerte y la regeneración... la experiencia de la vida misma en todas sus dimensiones y relaciones!!!

Espero les haya gustado Un abrazo Fran Galvez ((www.sagradasabiduriafemenina.cl))

#huevosyoni #huevosintravaginales #sanacionfemenina #medicinafemenina #chamanismofemenino #sacerdociofemenino #flordelavida #medicinadelatierra #sagradasabiduriafemenina







12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo